18 ene. 2017

"Por la cara" será el 15º trabajo de estudio de La Guardia

El grupo granadino cumple 35 años y para celebrarlo anuncia la edición de su 15º trabajo discográfico de estudio el próximo 10 de febrero: Por la cara.

El albúm está compuesto por 8 temas compuestos por Manuel España junto a Jean Louis Barragán, Paco Villamayor y Javi Cano, que se mueven entre el rock, el country y el pop...

Para los más impacientes (y para ir aprendiendo las nuevas canciones de cara a la inminente gira de presentación) ya está disponible el pedido anticipado en algunas plataformas: iTunes, Amazon.

Listado de canciones
01. Otro fin de semana
02. Million dolar baby
03. Por la cara
04. Siempre todo es un buen plan
05. El último en llorar
06. Para que nunca tengas miedo el rock and (con Tennesse)
07. El payaso y la lavadora
08. Como un fantasma

[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

9 ene. 2017

'Milenio' será el título del nuevo disco de Topo

Para el mes de Marzo saldrá al mercado 'Milenio', un grandes éxitos de Topo con canciones del siglo XXI y que sólo saldrá al mercado en formato Lp vinilo de 12”.

'Milenio' contendrá, además de dos canciones nuevas que sólo se incluirán en este trabajo, canciones de 'La jaula del silencio' (cortesía de Pies ), 'Canciones básicas' (cortesía de A. Vallekas Producciones), 'Prohibido mirar atrás', 'Cierta noche en Madrid' y 'El ritmo de la calle'.

Cómo viene siendo habitual en los vinilos editados por TFF, 'Milenio' tendrá una primera tirada "Edición Deluxe Coleccionista" de solamente 200 primeras unidades y que incluirá, sin coste suplementario alguno, un blister de 4 púas profesionales de guitarra fabricadas por púas Jimy, 4 postales de la banda y marcapáginas.

La Pre Orders del disco están ya disponibles en la web de la compañía (www.thefishfactory.es/Tienda On-Line) y con la particularidad de que si haces el pago hasta el 8 de enero de 2017, el disco no tiene costes de envío.

[Fuente: zombiewarmanagement.com]

4 ene. 2017

¡Año nuevo, Disco nuevo! Esplendor Geométrico lanza 'Fluida Mekaniko'

La banda de culto, con base en Madrid y Roma, influyentes pioneros “industriales “ de los ritmos pulsantes, hipnóticos y tribales desde 1980, presenta nuevo álbum: 'Fluida Mekaniko' . Desde su anterior disco 'Ultraphoon' (2013), Esplendor Geométrico ha actuado con más frecuencia que nunca durante estos dos últimos años en diferentes países y festivales (por primera vez en EE.UU y Rusia), al mismo tiempo que se ponía en marcha en Madrid un largometraje documental sobre el grupo dirigido por un prestigioso director español dentro del cine de vanguardia: 'Geometría del Esplendor'.

'Fluida Mekaniko' ha sido grabado durante el 2016 y contiene doce nuevos temas que, aunque continúan la línea desarrollada desde 'Pulsión' (2009), encontramos también aquí referencias a su sonido más áspero y ruidista de los ochenta. Neo-tribalismo Industrial donde los ritmos mecánicos hipnotizan, como mantras, induciendo al trance. Destaca, y es ya una característica inconfundible de E.G., la inclusión de voces y sonoridades de músicas africanas, árabes y orientales .

Se presenta en doble vinilo en edición numerada y limitada de 700 copias (100 copias en vinilo verde traslúcido, exclusivamente disponible en Rotor a través de su web y tienda física de Madrid, y otras 600 copias en vinilo en distribución normal). También está disponible en formato Cd digipack y Box con doble CD.

Tracklist:
01.  Sindromo
02. Tempa akso
03. Kooperativo Centrifugilo
04. Tenante la ritmon
05. Magneto ripeto
06. Vermotruo
07. Objektiva
08. Mosselprom
09. Dinamika matematiko I
10. Todavía más
11. Eterno della vita
12. Sonoj


[Fuente: rotordiscos.com]

3 ene. 2017

Ktulu celebra sus tres décadas con un concierto muy especial

Se juntaron en 1986. Ellos eran Willy, Jorge y Miguel, los originales Ktulu, una banda procedente de L'Hospitalet de Llobregat que cumplen décadas, tres nada menos. Lo van a celebrar el próximo 21 de Enero en su ciudad natal, concretamente en la sala Salamandra 1.

Fueron auténticos pioneros de un género minoritario dentro del metal, el trash. Con varios discos a sus espaldas, el grupo se mantiene en pie más sólidos que nunca.

Felicidades por tan buena efeméride, ellos mismos lo explican así:

“Queremos que sea como montarse en una máquina del tiempo que nos lleve del presente hasta los orígenes del grupo y sobre todo una fiesta donde reencontrarnos con viejos y nuevos amigos. Los fondos que se recauden irán destinados a la grabación de un documental que se está haciendo sobre la banda. Va a ser un evento único y especial, una fiesta para toda la comunidad de Ktulu, un regalazo para nosotros, y por supuesto nos encantaría veros allí a todos”.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

28 dic. 2016

Comienza la restauración de la flecha de Muelle en la Calle Montera

Su marcada esencia contemporánea y la actitud habitualmente asociada al grafiti —urbana, delictiva, espontánea, caduca— dificultó su reconocimiento y la puesta en marcha para su conservación. Se trata de una huella con la que se han identificado varias generaciones desde los años 80, la popular firma de Muelle en la calle Montera de Madrid.

A pesar de que la caligrafía del aerosol suela parecer despreocupada respecto a su propio porvenir, este caso concreto se ha ganado la atención de muchos. No es para menos ya que su propio artífice, Juan Carlos Argüello Garzo, fue pionero en España en la práctica del graffiti, siendo además el carácter de sus tags exclusivo durante muchos años en la capital. Estos marcarían la estela para otros artistas de la perfomance urbanita, sucesores de un estilo y movimiento propios, el denominado «flechero».

No sólo esto. Muelle contribuyó también a devolver el color a las paredes y muros de una Madrid que acababa de abrir los ojos a la democracia, que demostraba encarnado en el espíritu de los jóvenes la ruptura de los preceptos del pasado. Se inauguraba así una nueva etapa. Un antes y un después, abanderado con la eclosión de la libertad de expresión, la pluralidad ideológica y el impulso de un espíritu participativo a través de la cultura (punk-rock, pop, cine, fotografía, televisión). Una revolución de tinte hedonista que se celebraba con alegría en las calles. Muelle se convirtió en el héroe urbano, reivindicando con su trazo helicoidal este momento tan significativo de la historia reciente. Su rúbrica se fue convirtiendo, cada vez más, en un elemento omnipresente en la movida madrileña.

La firma de la calle Montera, situada en el número 30, es la última propia en el centro de Madrid que, reuniendo este contenido, ha perdurado hasta hoy. Es significativa tanto respecto al propio Muelle como al graffiti ya que corresponde a 1988, cuando su eco mediático sobrepasaba con creces las cotas físicas de los muros que le servían como soporte.

Por eso mismo, constituyó también una reivindicación la lucha que la plataforma Observatorio de Arte Urbano inició para conseguir su reconocimiento y protección como Bien de Interés Cultural. Elena Gayo, restauradora, y Fernando Figueroa, historiador, son los principales responsables de este proyecto. Desde el 2006, han impulsado la conservación de lo que constituye todo un símbolo: recogiendo firmas, alertando de los peligros derivados del propio edificio, del roce inclemente de la lluvia y el viento sobre su superficie. Finalmente, en el 2012, consiguieron aproximarse a su objetivo al subirse a un andamio para poder tomar y analizar muestras, de cara a su intervención.

Tuvieron que esperar un poco más, pero gracias al apoyo que habían conseguido durante todo este camino, pudieron anunciar el pasado 23 de noviembre el comienzo definitivo del proceso de conservación-restauración. Los principales tratamientos son la consolidación y limpieza de la pintura. Este trabajo lo llevan a cabo los alumnos de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Madrid. El esfuerzo y dedicación de estos futuros profesionales conseguirá evitar que se desprendan las capas de pintura de la pared, frenando así el estado decrépito de la superficie que amenazaba con su desaparición inminente.

No obstante, aunque este paso es todo un éxito tras lo que ha constituido un largo proceso con el que lidiar, es importante señalar que no se considera una solución a largo plazo. El deterioro del propio edificio podría obligar en un futuro a su traslado, ya que de otro modo resultará difícil garantizar su continuidad en el tiempo. Cabe esperar que el equilibrio que mantiene encendida la llama de Muelle, más de dos décadas y media después de que se prendiera, continúe presente, evitando entrar de nuevo en peligro de extinción.

[Fuente: lemiaunoir.com]

La música gallega está de luto. Adiós al productor musical Bibiano Morón (ex- Trenvigo junto a Cardalda y Novoa)

Foto: Faro de Vigo
Bibiano Morón, promotor musical y cantante vigués (de adopción, nació en Santiago de Compostela en 1950), ha fallecido hoy a los 66 años tras una vida entregada a la escena musical y a la canción protesta.

Su nombre quedará irremediablemente ligado al Partido Comunista, con el que colaboró de forma clandestina en los últimos años del franquismo, y que le llevaría a realizar varias giras coincidiendo con otras figuras de la época como Ana Belén. En sus carnes vivió los peligros de esa significación política y tuvo varias canciones censuradas, como 'O proxeneta' o 'Garda a navalla'. Sobre esta segunda pieza, contaba: "Que me hubiesen prohibido esas dos canciones fue una alegría porque se la colé con ´Can de palleiro´. Fue un gol. El estribillo cantaba ´Abaixo a dentadura´, pero en los directos la gente decía ´Abaixo a ditadura´". Un día, Morón recibió en un camerino la visita de un censor. "´Usted, qué gol nos metió con 'Can de palleiro´, me dijo. Nosotros, al escribir, esquivábamos la censura con ironía y humor y, de eso, ellos no sabían nada".

Cantar una canción prohibida significaba una multa, la cárcel o el exilio como le sucedió a Suso Vaamonde en el año 1979. En su haber, Morón deja casi una decena de discos. Ex de Voces Ceibes alentó todo aquel movimiento de la nueva canción con Benedicto García. Con él participó en la grabación de 'Pola Unión' (1976) y este en el primer trabajo de Bibiano, 'Estamos chegando o mar'. Emblemático fue el concierto que ofrecieron en A Coruña en 1976 en solidaridad con el dirigente comunista Santiago Álvarez, preso en Madrid. Aquel espectáculo se convertiría en un símbolo de la Transición en Galicia y del movimiento nacionalista.

Hace 30 años, un tren llegado de Madrid paraba en Vigo con una comitiva en la que se encontraban Alaska y otros posmodernos. Era el hermanamiento de las movidas de Vigo y Madrid. Y en aquella génesis estaba Bibiano Morón, tras el primer concierto de Siniestro Total el 27 de diciembre de 1981 en el Teatro Salesianos, dentro del festival Nadal Rock.

De aquel mítico concierto, contaba Manuel Bragado en Faro de Vigo: "O 27 de decembro de 1981 o cine Salesianos, que rexía Salvador Penín, acolleu un dos concertos do Nadal Rock, organizados pola concellaría de Cultura do concello de Vigo que rexía Francisco Santomé. Ao escenario subiron catro grupos: os portugueses Arte e Oficio, os madrileños Nacha Pop e dous vigueses Trenvigo e Siniestro Total. O primeiro formado polo cantautor Bibiano Morón, que decidiu mudar de estilar e fichar aos membros do grupo Druída, Teo Cardalda, Pablo Novoa e Javier Martínez...". Fue un antes y un después en el panorama cultural y social de la ciudad.

Inasequible al desaliento, Morón seguía en activo, acompañando en los últimos tiempos a Amancio Prada tras estar vinculado a otros grandes de la música como Carlos Núñez. Apasionado del sonido celta, se hizo cargo también de otros grupos del ramo propiciando la celebración de conciertos de muy diverso ámbito a nivel local y nacional.

Su faceta como promotor deja momentos inolvidables, como el concierto de Madonna en Vigo donde llegó a realizar labores de intermediario. Como este, colaboró en la celebración de multitd de grandes espectáculos musicales, como Santana, Mika, James Blunt o Leonard Cohen.

A nivel local, realizó una innovadora labor al frente del Aula de Música Electrónica de la Escuela de Artes y Oficios de Vigo allá por los 80. Y de esa vertiente surgieron controvertidas piezas, como una versión de 'Negra Sombra'.

Un tipo cordial y muy querido en todo el ámbito musical, el 2016 da un último aldabonazo al mundo de la música, sacudido por la pérdida de enormes figuras.

[Fuente: farodevigo.es -Enlace original-]

23 dic. 2016

Fallece Maruchi Oliete, percusionista de Betty Troupe

Sin todavía tiempo para podernos reponer de la última y luctuosa noticia (el fallecimiento del bajista de A.S.C.O., Foncho), nos llega una mala nueva, en este caso desde Valencia. Ha muerto Maruchi Oliete, del grupo Betty Troupe, en su propia casa mientras dormía.

Maruchi entró cuando Betty Troupe ya había rozado su cachito de gloria, proporcionado por el tremendo éxito que supuso la edición, a finales de 1983, del single que contenía aquellos dos magníficos temas, 'El vinilo' y 'MS 20', dos perlas del pop español que fueron publicados por Ariola, con el valor añadido que supuso la presencia de Nacho Cano (Mecano), en las tareas de producción.

Ariola aprovechó el tirón para grabarles lo que, a la postre, sería su único Lp, 'Nuevos Héroes' en los estudios Escorpio de Madrid, en el que ya figura Maruchi como la nueva percusionista del grupo, además de hacer los coros en diferentes temas. Desavenencias en el seno de la banda entre Flora Illueca y Marina Arnal, terminaron por la marcha de la segunda, lo que le dio pie a la entrada de Maruchi en la popular formación levantina.

Betty Troupe rescindiría el contrato que les unía con Ariola y, poco después, terminarían por disolverse, para reaparecer muchos años después, en la primera edición de Festur (2007), evento organizado por este portal que tuvo lugar en la sala Matisse de Valencia, junto a otras nueve exponenciales bandas del panorama ochentero valenciano.

Desde Nuevaola80, nuestro más sentido pésame a los familiares y amigos de Maruchi. Mañana será enterrada en el cementerio de Valencia a las 12:15 h. y, pasadas las fiestas navideñas, se realizará una misa funeral en la iglesia de la Bonanova.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

Adiós a Foncho, bajista fundador de los canarios A.S.C.O.

Nos llega la triste noticia del fallecimiento de José Ismael "Foncho", anoche tras una larga enfermedad. Fue bajista fundador del grupo canario de streetpunk, A.S.C.O. (Asquerosa Sociedad Capitalista Opresora).

A.S.C.O. se formó a finales de la década de los 80 en La Orotava (Tenerife) como una banda de "punk demoníaco, callejero y macarra", tal y como ellos se definían. Debutaron en directo en 1989 junto a dos bandas históricas de las islas afortunadas, Conemrad y Guerrilla Urbana.

Su primera aparición discográfica fue en el recopilatorio 'Viva Canarias libre de cualquier estado' (Fobia Duros Sentimientos, 1993), y no fue hasta 1995 cuando el grupo lanza su primer disco: 'Ira popular' (Tagrawla Records). A este le siguieron 'Sequimur Uexare' (Tagrawla Records, 2003), el single 'Siete estrellas verdes' (Autoproducido, 2008), 'Por un infierno más digno' (Autoproducido, 2009), y este mismo año 2016 un recopilatorio conmemorando sus 27 años de actividad titulado '1989-2015' que, todavía hoy en día, continúa, pero ya sin Foncho.

Descanse en paz.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

Rockuerdo Nuevaola80: Cuando Warhol se pasó por Madrid

Si hubo un momento histórico (por no decir histérico) que marcó uno de los hitos más nombrados en el devenir de la movida madrileña, ese fue sin duda la visita a Madrid que Andy Warhol realizó en 1983, de la mano de Carlos Martorell, relaciones públicas y persona que promovió tan celebérrimo evento. Fueron en total nueve días que supusieron la consagración de la modernidad madrileña. El evento por el que el creador de The Factory (Nueva York) vino a España fue la inauguración de su exposición 'Pistolas, Cuchillos, Cruces', que tuvo el espacio de la Galeria Vijande como lugar de la muestra, entre diciembre de 1982 y febrero de 1983, con una entrada de 100 pesetas, vamos los "veinte duros" de toda la vida.

A continuación recuperamos tres artículos de diferentes épocas (1983, 2007 y 2016) y medios (Diego A. Manrique para Rock Espezial, El Mundo e Isabel R. Alcón para la revista Vanity Fair), como Rockuerdo indispensable de aquel celebrado momento.

Andy Warhol. Madrid me mata
Diego A. Manrique; Rock Espezial, 19 de Marzo de 1983

Ciertamente, Andy Warhol no es un performer para locales grandes. Su humor cínico, sus chispas verbales solo tienen sentido en ámbitos privados. Rodeado de docenas de fans y de todos los medios de comunicación imaginables, su conferencia de prensa se convierte en un baboso homenaje al Canciller del Pop Art.

En su mayoría, el público parece conformarse con mirar entusiasmado la leyenda hecha carne, como si España hubiera estado aislada del mundo en los últimos veinte años. Tal papanatismo, tal adoración ciega, tal tumulto parece incluso exagerado en este Madrid que quiere adquirir como sea cara de Internacionalidad. Pero lo peor no son esos benditos que ahora se excitan ante el desgastado genio del American Pop Art, sino los enterados que se sienten tan satisfechos ante su dominio del tema que lanzan las preguntas más obvias para el lucimiento de Warhol, guiños de complicidad entre ellos y el artista: “¿Cómo está tu perro? ¿Sigues utilizando calzoncillos tipo boxeador? ¿Qué haces cuando te levantas?”. Andy, rodeado de ayudantes para todo, responde con las frases rituales, provoca risas y juega a decir lo contrario de lo esperado. Contento, el público agradece los chistes, soporta las mutaciones de la traducción, se agolpa sobre la figurilla pálida.

Warhol y Madrid bailan un minué entre la exposición de “Pistolas, Cuchillos, Cruces”, cuadros rutinarios y solo aptos para el bostezo que no valen las 100 pesetas que cobran por entrar en la Galería. Una bella operación: Andy firma todo lo que se le pone a tiro (especialmente, copias del ‘Interview’, que necesita un empujón promocional) con la consumada maestría del artista moderno que ha comprendido que los tiempos le exigen ser mitad star, mitad creador.

Alrededor, unos se susurran a otros la dirección de la fiesta que le han montado a Andy esta noche (“no te lo pierdas, Dinarama van a tocar y van a estar los marqueses de…”). Warhol consigue convertir al “todo Madrid” en un batallón de art groupies. Como pintor o filósofo tal vez no tenga nada que ofrecer; como terremoto social es algo único. Vuelve, Andy, te queremos TANTO.

El extraterrestre que nos visitó
El Mundo, 10 de Junio de 2007

Andy Warhol vino a conocer la Movida madrileña y a vender sus cuadros en enero de 1983. Le organizaron fiestas en casa de grandes empresarios, a las que asistieron la aristocracia y la farándula en disparatada sintonía. El artista pop se paseó entre ellos como un autista, según recuerdan algunas de las personas que estuvieron con él durante su visita. El Mundo celebra al personaje con una colección de sus láminas.

La visita de Andy Warhol a España es como una de esas historias románticas con final triste, en la que una de las partes considera a la otra el amor de su vida y, en cambio, el objeto de esa gran pasión no recuerda ni el nombre de lo que para él fue una aventura pasajera. La visita de Warhol a Madrid en enero de 1983 fue un acontecimiento histórico para un sector de la sociedad madrileña. En cualquier otro momento hubiera sido, obviamente, algo muy relevante, pero el hecho de que viniera en el 83 y precisamente a la capital, hizo de su viaje algo muy especial (moriría cuatro años después durante una operación de vesícula).

Una especie de certificación oficial de que la Movida era algo importante y que España –ese país que intentaba coger como fuera el tren de los tiempos modernos– estaba en el cogollo de la vanguardia. Aquella visita, en la que vino invitado por Fernando Vijande, que inauguraba en su galería la muestra Cuchillos, cruces y pistolas, aglutina con diversos detalles buena parte de la filosofía de muchos artistas que comenzaban su carrera en aquella época y el pulso de una sociedad que empezaba a transformarse.

Bendijo, dio carta de identidad a actitudes que tanto tenían que ver con los postulados de su Factory neoyorquina, como esa mezcla entre la cultura y lo cotidiano, la fascinación desprejuiciada por personajes de la alta sociedad y de las revistas del corazón, como mitos del imaginario pop (que aquí tan bien cultivaban Costus, McNamara, Almodóvar o Alaska y los Pegamoides) y la facilidad para relacionarse y aglutinar a aristócratas con personajes desclasados (algunos también de familia bien) de la cultura underground…

En cualquier caso resulta significativo que esos días de Warhol en España, que han llenado capítulos de libros o que ahora mismo sirven para hacer un artículo, no fueron, al parecer, en absoluto relevantes para él. En sus diarios (Diarios, Andy Warhol, Ed. Anagrama), donde anotaba absolutamente todo, desde lo que le había costado el taxi para ir al dentista hasta lo que había comido para desayunar, no escribe nada de su viaje a España. Pasa del día 14 de enero al 25 de enero de 1983, sin mencionar el viaje a Madrid. En cambio, sí habla de su visita a París o a Mónaco. Y Víctor Bockris, amigo y biógrafo oficial de Warhol, dedica un párrafo de 20 líneas a ese periplo, en una biografía del artista de 530 páginas.

Un vago recuerdo. La persona que más luz podría aportar sobre ese viaje es Chris Makos (fotógrafo y amigo del pintor) que le acompañó entonces, junto a Fred Hughes (su secretario). Pero, como la mayoría de los que hemos consultado sobre aquellos días, reconoce que tiene un recuerdo vago de todo aquello y que no puede aportar demasiados detalles. De hecho, desentrañar qué ocurrió exactamente durante esa semana es complicado, porque testigos del mismo acontecimiento dan versiones distintas de lo que ocurrió, pero ya se sabe que si uno se acuerda bien de lo que ocurrió durante la Movida es que no la vivió…

Volviendo a Chris Makos, en declaraciones a Magazine desde su estudio de Nueva York, rememora que lo que más le gustó a Andy de España fue la gente («los españoles le parecieron muy sexys») y la repostería: «Las pastas de la pastelería Mallorca le volvieron loco. Bueno, y las tapas, pero compró un montón de pastas para llevarse a Nueva York». Pero además de comprar dulces de Mallorca, Warhol hizo algunas (tampoco muchas) cosas más. Las fiestas en casa de los March y de los Hachuel fueron los dos momentos sociales más relevantes.

Fueron acontecimientos esenciales dentro de lo que después se llamaría la Movida, porque estaban todos los que han tenido algo que decir dentro de aquel movimiento. Pero además supuso un precedente de algo que se convertiría en una constante durante esa década y la siguiente, que no se había dado antes en nuestro país: la unión entre la modernidad underground y la alta sociedad de toda la vida.

En la fiesta de la casa de la calle Miguel Ángel de los March, o en la de los Hachuel, se mezclaron personajes como Cuqui Fierro, Pitita Ridruejo o Isabel Preysler con Almodóvar, McNamara, Alaska y los Pegamoides, Sigfrido Martín Begué, Bernardo Bonezzi, Gorka de Dúo, Pablo Pérez Míguez o Luis Antonio de Villena.

Este último explica aquella reunión en un capítulo de su libro Madrid ha muerto. Él fue uno de los pocos elegidos que estuvo en la cena previa a la fiesta de Juan March, donde se reunieron unas 15 personas, que serían unas 100 en el «fiestón». Warhol, explica Villena, «se sentó al lado de Isabel Preysler».

Creo que Isabel le había encargado un retrato o estaba interesada. Ella, al principio, como era lógico, intentó entablar conversación con él, pero después de varios minutos de recibir el silencio o monosílabos por respuesta, desistió, lógicamente. Él, prácticamente, no abrió la boca».

Después de la cena, todos bajaron a la gran fiesta. Aunque era en su honor, los presentes cuentan que Warhol continuó con su mutismo, interpretando el personaje a la perfección y, como cualquier gran estrella que se precie, estuvo unos minutos, acompañado por una especie de séquito de chicos guapísimos –según cuenta Luis Antonio de Villena–, y se fue. Pero durante esos minutos tuvo tiempo para hablar con algunos de los artistas que estaban por allí.

En el prólogo de su libro Patty Diphusa (Ed. Anagrama), Almodóvar explica magníficamente su encuentro con Warhol y también lo que él significaba para aquellos artistas. «A propósito de la exhibición de la última obra de Warhol [Cuchilllos, cruces y pistolas] provocó [el galerista Fernando Vijande] un encuentro entre ambos submundos, tan distantes y tan paralelos. Cada día éramos presentados una y otra vez al dios Warhol en distintas fiestas organizadas en su honor, pero nunca nos reconocía (hablo en plural porque siempre éramos un montón de gente).

Andy desarrolló en Madrid su vertiente más autista, se limitaba a estar en los sitios y si acaso te hacía una foto con gesto de autómata. Daba la impresión de que la cámara no estuviera cargada. Lo que más le interesaban eran las marquesas y gente así, a ver si alguna le encargaba algún retrato, pero creo que ninguna picó».

El realizador manchego continúa: «Siempre me presentaban como el Warhol español. A la quinta vez (en casa de los March) me preguntó por qué yo era el Warhol español. ‘Porque no se les ocurre otro modo de presentarme’, le dije. ‘A simple vista no nos parecemos’, me dijo. (…) ‘Debe ser porque en mis películas yo también saco travestís y drogadictos’, le contesté avergonzado, consciente de que la conversación y mi papel en ella eran bastante ridículos».

Flamenco y Pegamoides. Si la fiesta de los March fue sonada, lo cierto es que la que se hizo en casa de Hachuel, para despedirle, no tuvo nada que envidiar. Allí actuaron un cuadro flamenco, Alaska y los Pegamoides y Almodóvar y McNamara. El cantante, escritor y ahora pintor Fabio McNamara reconoce que muy muy bien no recuerda lo que pasó allí, pero que habló con él. «Nosotros íbamos a divertirnos, no a fijarnos a ver qué pasaba para poder contarlo años después. Supongo que estaríamos en algún rincón riéndonos, no sé, la verdad. Yo en aquella época me pasaba un poco y no recuerdo muy bien nada. Además, hace tantos años… Lo que sí recuerdo, porque me dejó muy impactado, fue que se me acercó y me dijo: ‘You are a star’. Yo, como no sé inglés ni nada, pues le debí decir ‘I like your cuadros’, o algo así, pero no pude hablar más por eso, porque no sé inglés».

La mayoría de los testigos de la época coinciden en afirmar que a Warhol le interesaba mucho más relacionarse con gente de la alta sociedad (que podía comprarle o encargarle cuadros) que con los artistas que podían quizá tener algo más que ver con él. Cuando se le pregunta a Christopher Makos sobre el asunto, explica con una sensatez aplastante que Andy Warhol era un artista que vivía de su trabajo. «Tenía que pagar sus facturas y, claro, intentaba conseguir encargos para retratos. Vivía de su trabajo. Pero también le encantaba empaparse del ambiente de las fiestas. Él no había estado nunca en España y lo vivía como una nueva experiencia y por supuesto que le encantaba estar rodeado de los artistas que iban a esas fiestas».

Una de esas artistas fue Ágatha Ruiz de la Prada, que allí conoció a Makos, con el que ha mantenido el contacto a lo largo de estos años. «Cuando vino Warhol», explica Ágatha, que llevaba uno de sus ya míticos trajes de aro para la inauguración/fiesta de Warhol, «yo acababa de exponer en Vijande. Si no recuerdo mal, mi muestra fue la inmediatamente anterior a esa. El recuerdo que tengo de él es que parecía de cera. Era como un muñeco. Con su peluca y el maquillaje que llevaba tenía un aspecto muy particular y también me parecía fantástico que se pasara todo el tiempo haciendo fotos a la gente, muy en la línea de su filosofía: la celebrity inmortalizando a los demás».

Ausencia de divismo. Efectivamente, Warhol mantenía su personaje las 24 horas del día. Y, como los grandes genios, tenía muy claro que el talento sin profesionalidad ni trabajo, sirve para poco. Blanca Sánchez, la mano derecha de Fernando Vijande y, entre otras cosas, comisaria de los recientes actos de conmemoración de la Movida madrileña destaca, sobre ningún otro aspecto, que lo que más le impactó de él fue la profesionalidad, capacidad de trabajo y falta absoluta de divismo. Que, pese a esa imagen de frivolidad que tenemos de él, era uno de los artistas más formales con los que se ha encontrado.

«Él sabía», explica, «que este era un viaje de negocios y que las cenas, las firmas de catálogos o las entrevistas formaban parte de su trabajo. Para hacerse una idea, por ejemplo, a nosotros habitualmente nos costaba lo suyo que los artistas de la galería firmaran los 50 catálogos que solíamos tener para los clientes. Llegó, preguntó cuántos tenía que firmar, le dijimos que 1.000 y ni se inmutó.

Pidió que alguien se los fuera abriendo, para no perder tiempo, y se hizo los 1.000 de una sentada. Después, no ponía ninguna pega si tenía una cena, una comida, una entrevista o una reunión. Cuando abrimos la galería para todo el mundo que quisiera se acercara a que le firmara cualquier objeto, estuvo horas y horas aguantando a la gente que literalmente se le tiraba encima y firmando todo lo que le ponían, desde un trozo de pan a un billete de metro.

Y en las cenas o comidas, que Fernando le había preparado, lo mismo: preguntaba quién era la persona que le invitaba, cuánto tiempo tendría que estar y allí iba, sin ningún problema. Recuerdo que en una de esas fiestas Fernando [Vijande] le dijo que no era muy apropiado ir en vaqueros. Se fue al Villamagna, se puso unos pantalones de vestir encima de los jeans y así se fue a la comida».

Efectivamente, si bien artistas como Gorka de Dúo o Alberto Schommer (que le fotografiaron), Maruja Mallo (con la que habló dos minutos en la inauguración de Vijande) o todos los ya citados, estuvieron cerca del pintor, él venía a hacer negocios y donde más tiempo pasó fue en casas de las grandes familias madrileñas. De la alta sociedad más moderna y aficionada al arte. Los March y los Hachuel por supuesto que fueron anfitriones en las dos grandes fiestas, pero también los Arango o Ignacio Coca y su mujer Silvia Moroder, por ejemplo, que le invitaron a comer en su casa y de aquella relación surgió la idea de hacerle un retrato a ella.

Pitita Ridruejo también estuvo en la fiesta de los March y fue una de las personas que más contacto tuvo con él. «Mi marido y yo teníamos bastante relación con Warhol porque le habíamos conocido en Nueva York», cuenta Pitita Ridruejo a Magazine. «Aquí estuvimos con él en la fiesta de Juan March y después yo quedé para entrevistarle para Tiempo, porque Julián Lago me pidió que, ya que le conocía, le hiciera una entrevista. Mi hija me acompañó y fuimos al Villamagna, donde se alojaba. Cuando llegamos tenía todos los muebles de la habitación tirados por el suelo. Pero nosotras entramos como si fuera lo más normal del mundo. Nos sentamos en el suelo y le hicimos la entrevista.

Sus respuestas eran geniales, muy ingeniosas, pero la verdad es que no tenían mucho que ver con lo que se le preguntaba, pero daba igual. Al terminar me preguntó si había hecho muchas entrevistas en una habitación como esa, con todo tirado, y yo le dije que no. Él me replicó entonces que por qué no le había dicho nada y le dije que a mí lo que me importaba era la entrevista y que me daba igual cómo estuviera el mobiliario.

Después seguimos viéndonos y siempre que íbamos a Nueva York le visitábamos en la Factory. Me propuso que hiciera entrevistas para su revista Interview desde Madrid, pero a mí me pilló en un momento en el que íbamos a vivir fuera de España y no pude hacerlo. De lo que me arrepiento es de que no me hiciera un retrato. Fui dejándolo pasar, no se me ocurrió y no pudo ser».

Con Ana Obregón. Otra de las personas que estuvo en la fiesta de los March y que después siguió en contacto con Warhol fue Ana Obregón. «En la fiesta estuve un momento con él, aunque había mucha gente y no hablé demasiado. Pero se quedó encantado conmigo y después coincidió que fue cuando me fui a vivir a Nueva York y Javier Vallhonrat me hizo una sesión de fotos que se publicó en Interview. De vez en cuando nos vimos en la Factory», declara.

Pero además de fiestas, cenas, comidas y firmas en la Vijande, Warhol tuvo tiempo para dar alguna vuelta por Madrid. Una tarde la dedicó a pasear, guiado por el secretario de Juan March, Vicente Carretón, por las tiendas religiosas del centro de Madrid.

La iconografía católica le llamaba muchísimo la atención y quería ver las estampas de santos, las casullas y todos aquellos objetos, que le encantaron. También estuvo probándose capas en la emblemática tienda Seseña. Ese tipismo español: la mezcla entre la religión y el apasionamiento era un elemento que atraía especialmente a Warhol de España.

Esa idea estaba presente en la muestra de Vijande, donde las cruces, las pistolas y los cuchillos tenían mucho que ver con ese carácter pasional y lorquiano que a él le parecía la esencia de España. Por eso quiso visitar Toledo y también le llevaron a Chinchón (localidad a las afueras de Madrid), donde, como un turista más, firmó en uno de los barriles de La Taberna del Vino.

Pero una de las visitas que el artista multidisciplinar no quería perderse era la del Museo del Prado. Representaba uno de los sitios que más interés tenía en conocer y al que más insistió en que le llevaran. «Al día siguiente de la fiesta con los March», explica Luis Antonio de Villena, «le acompañamos al Museo del Prado. Al llegar preguntó por la tienda del museo, donde vendían tarjetas y guías.

Fuimos allí y estuvo un buen rato mirando las tarjetas con las reproducciones de los cuadros que había dentro. Compró algunas, entre ellas una de un bodegón de Zurbarán, creo recordar, y cuando al fin le dijimos: «Bueno, ¿entramos ya?», nos contestó: «No, no, ya lo he visto. Es maravilloso, es un museo magnífico, me ha encantado».

Yo Warhol, tú España: 9 días que revolucionaron la alta sociedad
Isabel R. Alcón; Vanity Fair, 26 de Febrero de 2016

Quienes hayan visto la película de Luis García Berlanga Bienvenido Mr. Marshall recordarán cómo los habitantes de Villar del Rio se preparaban para recibir al famoso George Marshall vestidos de andaluces y cómo éste (junto a su famoso plan de recuperación) pasaba de largo dejando a la población triste y cabizbaja. Treinta años después de que se estrenase esa película, sucedió algo parecido en Madrid aunque en un entorno más colorido, plagado de hombreras y peinados arquitectónicos y con un final menos triste. Nos referimos a la visita a Madrid de Andy Warhol.

Madrid, enero de 1983. En un país que comienza a descubrir la modernidad (mientras se recupera, con resaca, de Naranjito y el Mundial de Futbol), Fernando Vijande, un galerista que revolucionaría el panorama artístico español, decide organizar una exposición de obras de Andy Warhol "Pistolas, cuchillos y cruces”. Warhol, el artista Pop más famoso de todos los tiempos, viajará hasta Madrid para inaugurar la exposición y pasar nueve días en la capital. Tiempo en el que se sucederán cenas, fiestas, sesiones de fotos, situaciones absurdas y recepciones que reunirán a lo más granado de la modernidad con aristócratas, artistas y celebrities. Una mezcla explosiva que aún hoy se recuerda.

Alaska, Carlos Berlanga, Bernardo Bonezzi, Pérez Mínguez, Almodóvar y McNamara, Ana Obregón, Ágatha Ruiz de la Prada, Alberto Schommer, Pitita Ridruejo, Isabel Preysler (entonces Marquesa de Griñón), Carlos Martorell, el actor Luis Escobar y empresarios como Hervé Hachuel o los March, entre otros, protagonizarán una serie de encuentros con Warhol que supusieron la “consagracion definitiva de la modernidad madrileña” tal como afirmaría tiempo después Rafa Cervera en su libro Alaska y otras historias de la movida (Plaza & Janés).

El impacto de esa visita ha pervivido hasta hoy. Estrellas de Warhol, es un documental, aún en producción, que intenta dar las claves de lo que fueron aquellos días. Su director, Rubén Salazar, ha entrevistado a muchos de los que en aquel momento estuvieron con Warhol y explica que “la mayoría recuerda muy bien las fiestas que se organizaron, en las que hubo una mezcla curiosa de artistas de la, ahora, denominada Movida Madrileña y aristócratas. Además coinciden en señalar que la alta burguesía buscaba la afinidad y el divertimento que esas nuevas generaciones podían aportar a sus (quizás) aburridas vidas.”

Continúa explicando Rubén que “casi todos destacan que Andy no tenía ni idea de qué era España, y que tampoco la gente tenía a Warhol como adalid del arte moderno”. Por otro lado, el director observa que “se trató de una visita que partía del encumbramiento; la figura de Warhol estaba por encima de su arte”. Y así debió de ser porque, pese a las 100 pesetas que costaba la entrada, la exposición fue un auténtico éxito y el 17 de enero la Galería Vijande se llenó de fans y curiosos que directamente se abalanzaban sobre Warhol para que les firmara un autógrafo como relató entonces el diario ABC. Tanto es así que "los vecinos del portal colindante con la galería aún recuerdan la muchedumbre y las pintas de los allí convocados", como recuerda Salazar.

Pero Andy Warhol no quería perder el tiempo. Estaba en Madrid y había venido a la capital “por trabajo”, a hacer negocios. Y para ello necesariamente tenía que relacionarse con gente de alto poder adquisitivo más que con artistas. En el prólogo de su libro Patty Diphusa (Ed. Anagrama) Pedro Almodóvar llegó a decir: “Lo que más le interesaban eran las marquesas y gente así a ver si le encargaban algún retrato, pero creo que ninguna picó”.

Por su parte, Carlos Martorell, relaciones públicas y la persona que promocionó a Warhol en España desde finales de los setenta, nos recuerda que al artista en aquellos años lo conocía muy poca gente: “Ofrecí a grandes fortunas la posibilidad de que Andy les retratase, pero todos se negaron. Ahora se tiran de los pelos.”

Una persona que sí retrató a Warhol (y no al revés) fue el desaparecido Alberto Schommer. Rubén Salazar confirma que “consiguió citarle para fotografiarle, en una sesión que se planteaba secreta pero que, el también fotógrafo, Pablo Pérez Mínguez consiguió inmortalizar colando su objetivo por un agujero del estudio.” “Durante la sesión” continúa, “Andy se mostró vanidoso, con interés en dirigirla; Schommer se enfrentó, en el terreno artístico, y, cuando Warhol quiso darse cuenta, tenía ya una tela por encima de su hombro y una brocha en una mano para que simulara pintar una inacabada bandera norteamericana. Warhol recibió una copia del trabajo de Schommer, fue cortés y se mostró admirado por el trabajo, pero nunca más volvieron a contactar.”

Rubén Salazar también recuerda otro encuentro curioso: el de Warhol con Pitita Ridruejo y comenta que ella, “tuvo la oportunidad de entrevistar a Warhol en el Hotel Villa Magna. Se citaron para merendar y, al llegar a la habitación se encontraron la puerta abierta y los muebles por el suelo. Pitita, acompañada de su hija, esperó allí mismo; al rato se asomó Andy y le espetó que todo lo había hecho para observar la reacción. Acabaron haciendo la entrevista sentados en el suelo de la habitación.”

De entre todos los anfitriones que aquellos días se esforzaron por hacer de la visita algo único, los March y los Hachuel fueron los organizadores de las fiestas más recordadas. Carlos Martorell afirma que “en el cocktail que ofreció Manolo March se dio una mezcla de gente de la sociedad madrileña: aristócratas, empresarios, jetset, artistas y modelos. La desaparecida revista Garbo publicó un reportaje donde dieron más importancia a Isabel Preysler que a Warhol, porque los lectores no tenían ni idea de quién era Andy. Para colmo, yo aparezco en una foto hablando con Isabel (Preysler) entonces Marquesa de Griñón y con María Eugenia Fernández de Castro, entonces Condesa de Siruela, y Garbo, en el pie de foto, puso que era Mila Ximénez, la futura esposa de Santana. Este era el nivel...”.

María Eugenia Fernández de Castro también recuerda la anecdota con buen humor, así como aquella noche en casa de los March: “Warhol estuvo durante la cena sentado junto a mí, del otro lado estaba Pitita. Era un personaje fascinante, todo lleno de relojes... Me chocó mucho que nadie se le acercara ni hablaran con él.” Quien sí intercambió algunas frases con el artista fue Pedro Almodovar. María Eugenia reproduce la frase que el manchego le dirigió: “Many people say that I copy you” ("Mucha gente dice que te copio"), algo que dejó sorprendido a Warhol. “Era una época en la que todo era fascinante”.

Para Ágatha Ruiz de la Prada, durante aquellos días, “Madrid fue una fiesta”. La diseñadora conoció a Warhol en la Galería Vijande y cuenta que “se convirtio en su gruppie toda la semana”. De Andy recuerda su piel y su pelo: “Era como de cera, totalmente irreal” y confiesa que le impresionó “que llevaba jeans debajo del smoking y que no paró de sacar fotos”. El evento de despedida corrió a cargo del empresario y financiero Hervé Hachuel, dueño de la productora Tesauro, quien montó una fiesta en su casa de Puerta de Hierro que contó con un cuadro flamenco que fue seguido de las actuaciones de, entre otros, Dinarama+ Alaska y unos improvisados Almodóvar y McNamara.

Aunque parezca imposible, Andy Warhol también tuvo tiempo libre esos días. Y lo aprovechó para pasear por Madrid y sus alredores, recorrer tiendas de imaginería religiosa, probarse capas en Seseña y visitar el Museo del Prado, como relató Luis Antonio de Villena en su libro Madrid ha muerto (Ed. Planeta), donde tuvo suficiente con comprase unas postales y no quiso entrar pese a haberse mostrado en todo momento ilusionado por ir a verlo.

Parafraseando el final de la película de Berlanga con la que comenzábamos esta historia, “bien pudiese ser que este cuento tuviese otro final” pero los días pasaron y todo acabó: Andy Warhol abandonó Madrid y falleció cuatro años más tarde. La sociedad madrileña siempre recordaría esa visita que, paradójicamente, no pasó de ser algo absolutamente anecdótico para Warhol: no hizo ni una sola mención a esos días en sus Diarios y jamás volvió a pisar España.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

22 dic. 2016

Segunda parte del "Club 45" de Alex Cooper

Fue en el año 2010 cuando la aparición de 'Club 45', aquel mágico álbum de sensaciones pop que alegró la existencia de mods y jetsetters de todo el país, marcó el inicio de la aventura editorial de Chelsea. Su autor, Alex Cooper, ha esperado más de seis temporadas para publicar su secuela, con la ilusión de hacer saltar por los aires el mito de que segundas partes nunca fueron buenas.

'Club 45. Again' es otra emocionante recopilación de hits instantáneos a 45 revoluciones por minuto,...

[Fuente: lenoir.es]

20 dic. 2016

Fallece El Hortelano, uno de los principales iconos artísticos de los 80

Foto: Katharina Giesler
Se llamaba José Alfonso Morera Ortiz, pero indudablemente era conocido como El Hortelano, un extraordinario artista plástico valenciano que acaba de fallecer, a los 62 años de edad. Sin duda una gran pérdida para la cultura de nuestro país, no sólo durante los agitados tiempos de la movida, también en los siguientes años y hasta la actualidad, su incansable afán de trabajo regalaba a los ojos del espectador una continua muestra de lo que su mente de artista total era capaz de ofrecer, como si de una incesante diáspora de ingenio y creatividad se tratase.

Aunque sus primeros trabajos datan de 1972, en revistas del momento como Ajoblanco, Star, El Viejo Topo o Triunfo, es en los albores de la movida madrileña cuando El Hortelano coincide por primera vez con Ceesepe y Alberto García-Alix (Cascorro Factory, un guiño a The Factory, el estudio que Andy Warhol tenía en Nueva York) en el puesto que tenían en el Rastro y, sin dudarlo un instante, se une a ellos. Corria el año 1975, un año antes de que otro de los iconos culturales del momento se uniera a ellos, Ouka Lele (quien toma su nombre artístico de una estrella que pintó El Hortelano).

En 1978 se traslada a Barcelona donde contacta con importantes figuras del foro artístico de la Ciudad Condal, entre los que destacan Nazario, Mariscal o Miquel Barceló, ciudad donde realizó su primera y muy recordada, por extravagante, exposición (llegó a la Galería Rene Metrás en ambulancia con una lubina fresca por corbata y en una camilla, hecho que se perpetuaría en el documental 'Koloroa', presentado por él mismo y Ouka Lele). Y como en el ámbito musical, lo que primaba en aquellos años era llamar la atención. Y él no se quedó atrás.

Tras su vuelta a Madrid en 1982, era fácil cruzarse con él en lugares tan reconocibles como La Bobia, El Penta, Rock-Ola o La Vía Láctea, junto al grupo de personajes que se desenvolvía por aquel efervescente ambiente, tales como Pedro Almodóvar, Carlos Berlanga, Alaska o Montxo Algora.

Sus series pictóricas han jalonado una brillante carrera artística ('El Manifiesto emocionado' -1984-, 'El perdón de los pecados' -1985/1990-, 'Pater Noster' -1990-1994-, 'Savitaipale' -1995-, 'Osa Mayor' -1996-2004-, 'Madre Agua' -2004-2007-, 'Humano' -2007/...-) gracias a la que ha recogido varios premios como la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (2009) o el Premio de Artes Plásticas Popeye (2011).

Descanse en Paz, Hortelano.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

17 dic. 2016

Los Mejores de 2016 para Nuevaola80

Llega el momento de hacer balance de este 2016, lo que ha dado de sí en todos los aspectos culturales sujetos a nuestro contexto, al contexto Nuevaola80.

Estos son pues los Mejores del Año, en el que hemos contado con un jurado compuesto por miembros del equipo que hace esta web (Ricky Rodríguez, Reyes Sánchez, Aurelio Sánchez, Pedro J. Pérez), músicos (Mayje Torrente, Lauren Jordan), periodistas (Jesús Ordovás, Rafa Balbuena, Pablo M. Vaquero) y expertos seguidores de este rincón (Domingo Sanz Griento, Pintxo Mallorcanochentas).

Dicho jurado ha votado a las opciones propuestas por Nuevaola80, otorgando de 5 puntos a 1 punto a sus mejores opciones, de entre los nominados en cada categoría: Mejor Disco Pop, Mejor Disco Rock, Mejor Disco Punk-Rock, Mejor Disco Rescate, Mejor Disco Reedición, Mejor Disco Recopilatorio, Mejor Libro y Mejor Documental.

Mejor Disco Pop

En este primer apartado, ha sido 'El viaje' de Juan Perro quien se ha llevado la máxima puntuación (33 ptos.), en una categoría históricamente bastante disputada, al igual que la siguiente (Rock). La segunda plaza para el disco que publicaba Lemuria Music, con una buena colección de composiciones del gran Germán Coppini (26 ptos.) con su 'Quimera'. Y el tercer cajón del pódium lo completa 'El último hombre sobre la Tierra', del ex-vocalista de Los Ronaldos, Coque Malla (25 ptos.). En puertas quedaron discos tan buenos como 'Baladas para un autorretrato' de Diego Vasallo (23 ptos.), 'Canciones para robots románticos' de Fangoria (19 ptos.) o 'Lógica y proporción' recientemente estrenado por el otro de los "Auserones", Luis Auserón (16 ptos.).

Mejor Disco Rock

Todavía más disputada, si cabe, esta categoría en el que se decidía el mejor álbum rockero, quedando postulado en la primera posición 'Doble vivo' de Kiko Veneno (22 ptos.), seguido muy de cerca por 'Viento del Este' del incombustible Loquillo (20 ptos.) y en tercer lugar, el último de la J. Teixi Band 'Desde el tren' (19 ptos.). Muy poco margen entre los tres ganadores, pero todavía menor entre los que podríamos considerar finalistas: 'A flor de piel' de Los Rebeldes (18 ptos.), 'Directo. 35 Aniversario' de Pistones (16 ptos.) y triple empate a 10 ptos. los discos de El Drogas, 'Un día más'; Andrés Calamaro 'Volumen 11'; y Trogloditas 'Fuerte, flojo y... en directo'.

Mejor Disco Punk-Rock

Este año ha sobresalido por encima de todo el grupo madrileño PVP facturando este 'Hermanos de piel', en el que le dedicaban esta vuelta a la escena musical a su gran amigo y compañero desaparecido, Jorge Garra, mítico batería de la banda. Para ellos este galardón como Mejor Disco Punk-Rock.

Mejor Disco Rescate

Una de las secciones más importantes, según nuestro criterio, puesto que es donde se incluyen los trabajos de aquellas bandas o artistas que no consiguieron dejar constancia sonora oficial de su trabajo en el momento que lo crearon y es, ahora, muchos años después cuando consiguen ver la luz. En este caso, y por casi unanimidad, es el disco del concierto de Gabinete Caligari en el Colegio Mayor Mendel, que titula Lemuria Music (sello especialista en esta categoría) como 'En Madrid. Directo 1984' (49 ptos.). Muy honrosa la segunda posición para otro rescate "made in Lemuria" del disco de Los Vegetales, que ha visto la luz unas cuantas décadas después de su creación, titulado homónimamente, 'Los Vegetales' (35 ptos.). La tercera plaza para Os Resentidos y su 'Fai un sol de carallo. Suite' (29 ptos.). Bastante más alejados KGB y su 'Granada 1982' (13 ptos.), Interterror con su 'Maqueta 1982' (12 ptos.) y las 'Canciones inmediatas. 1981-1983' del raro grupo Tiempo 555 (10 ptos.).

Mejor Disco Reedición

En el capítulo de la reediciones, tampoco ha habido sorpresas, puesto que los tres primeros puestos han quedado claramente definidos respecto del resto. Primero Antonio Vega, su reedición de 'No me iré mañana' (37 ptos.), con motivo del 25 aniversario. Segundos los murcianos Farmacia de Guardia quienes digitalizaban aquel disco conocido como 'TNT Punk Pop' (27 ptos.) y completando la terna la edición de los dos primeros de 091, 'Lágrima en el paraíso' y 'Fuego en mi oficina' (24 ptos.) en un único disco, conmemorando esa "resurrección" durante todo este 2016 y que se verá representada en otras categorías que ahora veremos. Un escalón abajo quedaron los discos de Los Flechazos 'Días grises / Alta fidelidad' (15 ptos.); El Aviador Dro y Sus Obreros Especializados, 'Cromosomas salvajes' (14 ptos.); y 'Golpe tras golpe' de los barceloneses Desechables (12 ptos.).

Mejor Disco Recopilatorio

Llegamos a la última categoría puntuable en cuanto a discos se refiere, los recopilatorios, en los que a menudo se puntúa más los extras que puedan aportar que el propio contenido recopilado. En esta ocasión el compilado que más alto ha llegado este 2016 ha sido el de 091 y su 'Maniobra de resurrección' (22 ptos). La macro-colección de canciones y vídeos que recoge 'Integral' de Carlos Berlanga ocupa la segunda plaza (20 ptos.) y, por último, 'Popcorner. 30 Años viviendo la era pop' del leonés Alex Cooper (17 ptos), cierra el trío de mejores discos. Como finalistas, destacaríamos al gran Tino Casal con 'De la piel del Diablo' (17 ptos.) y los 'Archivos' de Bunbury (13 ptos.).

Mejor Libro

Pasamos a la literatura, y este año ha sido prolífico en cuanto a cantidad y calidad. En primer puesto, destacado y sin lugar a duda, es el otorgado a Jesús Ordovás y su magnífico 'Esto no es Hawaii. El lado oscuro de la movida' (40 ptos.), que tan sólo leyendo el título/autor incita a su compra. Alejados los otros dos clasificados, 'Guía incompleta del punk nacional' de Tomás González y, nuevamente '091. Maniobra de resurrección 2016' (18 ptos.), el mejor resumen fotográfico procedente de la certera mirada de su autor, Javier Martín. En los puestos de la "pedrea", el ensayo autobiográfico de Pablo Carbonell 'El mundo de la tarántula' (16 ptos.) y, con la misma puntuación, el otro libro del grupo granadino de moda, '091. Aullidos, corazones y guitarras' firmado por varios autores.

Mejor Documental

Llegados a este punto, con la última categoría en danza, decir que se han hecho muy buenos documentales que abarcan diferentes movimientos culturales y biográficos de aquellas maravillosas historias que durante la década de los 80 han servido para inspirar tanto celuloide. Indiscutible, porque fueron grupo de culto, porque nunca sabremos hasta donde podrían haber llegado (por razones obvias) y porque, en definitiva, eran muy buenos, primer puesto para 'Autosuficientes' (41 ptos.), vida y obra de los incomparables Parálisis Permanente. Segunda plaza para 'Rock Urbano. La voz del pueblo' (34 ptos.) y el bronce para 'Lo que hicimos fue secreto' (31 ptos.) y las historias de aquellos años en los que el punk afloraba, y de que manera, en la capital del país. En puertas 'Geometría del Esplendor' (22 ptos.), 'Inadaptos' (19 ptos.) y 'Badía Rock City' (15 ptos.).

Felices Fiestas y que 2017 nos depare tan buena cosecha como la que este agónico 2016 nos ha brindado.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

15 dic. 2016

No me pises que llevo chanclas estrena 'Bolillón', adelanto de su nuevo disco '25 años de Agropop'

El mítico grupo de los noventa No me pises que llevo chanclas, ganadores de tres discos de otro y dos de platino, estrena 'Bolillón', todo un hit de superventas que regresa por primera vez en directo como avance de su nuevo álbum '25 Años de Agropop'.

'25 Años de Agropop', que verá la luz en primavera de 2017 en formato CD+DVD, fue grabado el pasado mes de marzo en el Teatro Quintero de Sevilla durante dos sold out consecutivos en los que la banda, capitaneada por el incombustible Pepe Begines, puso toda la carne en el asador en compañía de amigos como Muchachito Bombo Infierno, Pablo Carbonell, Kiko Veneno, Teo Cardalda (Golpes Bajos), Canillo de Jerez, Alfonso Aguado (Inhumanos), Miguel Costas (Siniestro Total), Tomasito y Bernardo (The Refrescos) y ante un público absolutamente entregado.

La grabación de los conciertos sirvió de base para rodar el largometraje documental 'Por humor a la música' dirigido por Álvaro Begines ('La mirada oblicua'), miembro de la banda, director y guionista. La película narra la evolución de unos chavales de pueblo amantes de la música y el humor que se juntan para aunar sus dos pasiones y se convierten en una banda mítica. En ese recorrido, revisitan conciertos, recogen testimonios y nos descubren los detalles y secretos más insospechados de la música española hecha con humor. 'Por humor a la música', cuyo estreno en salas coincidirá con el lanzamiento de '25 Años de Agropop', estará presente también en diversos festivales cinematográficos.

[Fuente: warnermusic.com]

14 dic. 2016

Nuevo disco y gira de Joaquín Sabina: 'Lo niego todo'

Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao y Zaragoza serán las primeras ciudades donde hará parada la que será sin duda la gira del año en nuestro país. La vuelta de Sabina a los escenarios es siempre motivo de celebración máxime cuando viene precedida por la edición de un nuevo trabajo. Siete años después del lanzamiento de 'Vinagre y rosas' llega 'Lo niego todo', su decimoctavo álbum de estudio, en este caso, con la producción de Leiva.

La gira recorrerá las principales ciudades de nuestro país, arrancando en los primeros días de junio y prolongándose hasta mediados de octubre. Como siempre, tanto la producción técnica como la escenografía estarán a la altura de uno de los regresos más esperados a los escenarios de nuestro país.

Las entradas para estos primeros conciertos estarán disponibles el próximo viernes 16 de diciembre desde las 10 de la mañana en las webs oficiales www.jsabina.com y www.loniegotodo.com., únicos portales autorizados y que garantizan el precio oficial de la entrada. Todos los asientos serán numerados a partir de 38€.

En cuanto a su nuevo trabajo, el lanzamiento del mismo está previsto para marzo de 2017. El propio Joaquín ha hablado de las razones que le han llevado a trabajar con Leiva: “Voy a juntarme con un jovenzuelo que me gusta mucho, a ver si renovamos un poco el aire”. Leiva, que ya le puso música a 'Tiramisú de limón', de 'Vinagre y rosas', releva en los mandos a Pancho Varona y Antonio García de Diego, productores habituales del artista desde 'Física y química'.

Al otro gran colaborador de 'Lo niego todo', Benjamín Prado, Sabina lo conoció en los años ochenta, en una época en la que el poeta era acompañante habitual de Rafael Alberti, para dar inicio a una estrecha amistad que se ha revitalizado en Rota, donde ambos veranean. El poeta rockero y el rockero poeta unieron sus fuerzas por primera vez en 1988, cuando compusieron el tema 'Cuando aprieta el frío', incluido en el álbum 'El hombre del traje gris'.

Cantautor y poeta, Sabina es una figura clave de la música española de las tres últimas décadas, en las que ha desarrollado una prolífica carrera que incluye trabajos tan memorables como '19 días y 500 noches', que alcanzó 17 discos de Platino.

En total ha publicado 17 álbumes de estudio, cinco en directo y tres recopilatorios, que suman unas ventas superiores a los 10 millones de discos. Ha compuesto para artistas como Ana Belén, Andrés Calamaro o Miguel Ríos entre otros y publicado varios libros de poemas así como algún recopilatorio de letras de sus canciones.

La gira 'Lo niego todo' esta organizada por Riff Producciones, GetIn, y The Project en acuerdo con Berry Producciones.

Sevilla>        18 de Junio>    Estadio Olímpico
Madrid>       21 de junio>     WiZink Center (Palacio de Deportes)
Barcelona>   28 de junio>     Palau Sant Jordi
Bilbao>         7 de octubre>   Bizkaia Arena BEC
Zaragoza>    11 de octubre>  Pabellón Príncipe Felipe

[Fuente: theproject.es]

12 dic. 2016

'La mugre y el Turia', el punk valenciano más auténtico, por VomitoPunkRock Records

VPR Records ya tiene una nueva referencia, un recopilatorio con cuatro bandas de Valencia entre 1980 y principios de los 90: Generacion 77, Áridos, Extrema Cordialidad Homicida y Crenom.

Se presenta en edición de 300 copias, 200 en vinilo negro y 100 a color, que incluye fanzine de 12 pag. con textos de Tomas GL y Eduardo Guillot.

Los 80 también se vivieron en Valencia en clave de punk. Si en Madrid estuvo Rockola, La Jaula en Bilbao o Zeleste en Barcelona, la capital a orillas del Turia tuvo en Primera Planta o Gasolinera, por poner sólo dos ejemplos, el hábitat adecuado para que pudieran desenvolverse un nutrido grupo de bandas con el que dar argumentos a quienes gustan de hablar de escenas musicales locales. Hubo punk más que de sobra en las primeras grabaciones de Seguridad Social, provocadores e incorrectos mucho antes de que evolucionaran hacia otros derroteros; lo había en las historias sobre burdeles de la Segunda Guerra Mundial que compusieron Interterror o en las de rebeldía juvenil que cantaban luego La Resistencia. Pero de igual forma, con Guerrilla Sub, Acción Directa, Nuevo Ejército de Salvación (N.E.S.), Las Terribles y muchos más, quedó garantizada la inclusión de Valencia en el mapa del punk ibérico de los 80.

Las bandas que se recuperan en este vinilo ejemplifican a la perfección dos de las variantes más interesantes de toda aquella actividad. Por un lado, las de Generación 77 y Áridos son de las propuestas más cercanas a los revisionismos del 1977 inglés, los que gustaban de melodías de guitarras con ganas de épica. Por otra parte, Extrema Cordialidad Homicida y Crénom, ofrecen una versión con una componente lírica de oscura agonía existencial, con temas densos y en ocasiones crípticos no aptos para todos los públicos. Facetas diferentes con las mismas ganas de transgresión y provocación.

Tracklist:

01. Muertos (en un mundo muerto). Generación 77
02. Naranja mecánica. Generación 77
03. La colina de los hombres sin nombre. Generación 77
04. No existe Santa Claus. Generación 77
05. Vómitos de amor. Áridos
06. El cobarde. Áridos
07. En la comisaría. Áridos
08. Telediario. Áridos
09. Muerte y asco en Las Vegas. Áridos
10. El espectador. Extrema Cordialidad Homicida
11. Ensayo de un crimen. Extrema Cordialidad Homicida
12. Yo, Judas y payaso. Extrema Cordialidad Homicida
13. Crenom. Crenom
14. Escupe al recuerdo. Crenom
15. Familia Real. Crenom
16. Ecos y sutura (en la cavidad del sexo). Crenom

[Fuente: VomitoPunkRock Records]

9 dic. 2016

Única entrevista de Loquillo, concedida a Silvia Grijalba, por 'Salud y Rock'n'Roll'

Foto: Thomas Canet
A continuación, la única entrevista que Loquillo ha concedido por su último disco, el directo de Las Ventas de reciente aparición, 'Salud y Rock'n'Roll'. La autora ha sido Silvia Grijalba para El Independiente:

La vida es de los que arriesgan” o “Soy un hombre con H mayúscula”. Loquillo es excesivo, desmesurado, desafiante, lapidario. Por eso lo complicado con él es sacarle las minúsculas. Sí, es inevitable, sus frases certeras, de caballero a la antigua usanza, de hombre con H de honesto, van a estar ahí, si no no sería él, pero cuando concretamos la cita para hacer esta charla, se despide con un “te voy a dar la entrevista de mi vida” y una, que es muy puñetera, y que lleva entrevistándole más de 20 años, acepta, encantada, el reto. Y sí, de su Vida con mayúsculas. Pero hoy, aquí, lo importante es lo menos llamativo.

En el culmen de su éxito, en lo mejor de su carrera, cuando publica 'Salud y Rock and Roll', un álbum recopilatorio grabado en directo en su concierto de este septiembre en Las Ventas y que se publica hoy 9 de diciembre… A punto de cumplir 40 años en el mundo de la música, parece que ha llegado el momento de desmontar a Loquillo. Mirar, con las pupilas contraídas, la otra cara del éxito. Desentrañar esa especie de sentimiento judeocristiano en un agnóstico practicante, que en el fondo, como todos los mediterráneos, piensa que todo no puede ir bien en la vida. Es el día de reconocer, por fin, que hay fisuras. Que el hombre al que nadie pregunta si es feliz, tiene momentos malos. Pero, cuidado, Loquillo no se queja. Ya lo dice, cuando respira hondo y cambia de tercio para dejar los temas personales y escudarse en explicar que en su grupo sólo hay valientes, los cobardes no tienen sitio. Él no es un artista torturado. Él viene llorado de casa. Ésta no es una canción de dolor. Es una entrevista en la que, por una vez, Loquillo no se apoya en el dintel de los epitafios. Habla, por fin, a ratos, con minúsculas.

Pregunta.- Responsabilidad, disciplina y tenacidad. Tres palabras que en la sociedad actual están muy en desuso y que pronuncias a lo largo de toda tu carrera cuando te preguntan eso tan absurdo de ¿cuál es el secreto del éxito? Como si el éxito fuera fruto de la magia. ¿Esos tres elementos son los que le han hecho seguir vivo, literal y metafóricamente?

Respuesta.- En parte sí. Mi clave está en todas las veces que me han dicho que no, desde mi infancia, cuando en casa no se llegaba a fin de mes. El odio y la furia como canon de supervivencia y la fe en uno mismo: en lo que haces, en las personas que te rodean…

P.- Su padre ha sido siempre un referente. Le dedicó un libro… y es como si tuviera que vengarle.

R.- El poso de mi padre está ahí. Dio los mejores años de su vida por la defensa de la Democracia y luego fue tratado como algo que molestaba, no le concedieron una pensión de excombatiente hasta el final de sus días mientras los nuevos demócratas, antes franquistas, se pavoneaban de su catalanidad de toda la vida. Yo crecí siendo el hijo de nadie.

P.- Y eso puede ser una suerte, ¿no? Si hubiera nacido en la parte alta de Barcelona lo mismo no era lo que es.


R.- Sí, había que salir del barrio. Es como la canción de los Godfathers: nacer estudiar trabajar… no hay futuro, amigo. La vida me decía que siguiera de estibador, como mi padre y mi abuelo, y me casara con la vecina. Pero no, gracias, estaba cargado de razones para salir ahí fuera y comerme el mundo. A tu familia no la eliges, te toca en un sorteo en el que no participas, mi padre era un hombre bueno, como decía el escritor Antonio Rabinad, que le vio llegar de los campos de concentración famélico y humillado. Soy hijo de mi padre y alguien tenia que poner las cosas en su sitio. Orgullo Barrial.

P.- Es un hombre de lemas. Uno de ellos es: la vida es de los que arriesgan, usted siempre lo ha hecho. ¿Porqué cree que siempre se le juzga tan duramente?

R.- No estaba invitado a la fiesta, ese es el problema. Dinamito todos los tópicos. Fui periodista musical antes que músico, trabajé en una discográfica antes de grabar discos, fui pandillero antes que estrella del rock, me bauticé musicalmente en un cabaret de la Ramblas no en una sesión universitaria. Amigo de delincuentes y traficantes, de poetas, pintores e intelectuales, qué más se le puede pedir a una biografía de una estrella de rock, no hay nada impostado .

Desde luego, impostación y corrección política no han acompañado nunca a Loquillo. En él ninguna decisión responde a lo que los demás esperan, pero José María Sanz es inteligente y es una rock star de raza, lo sería aunque se dedicara a las finanzas o hubiera acabado de estibador. Es algo interno, casi metafísico. Y cuando se le ha seguido de cerca, durante años, llama la atención que cada uno de sus pasos se convierte casi en un debate nacional, algo muy español, por otra parte: juzgar la vida ajena y no digamos ya la de los personajes que ya consideramos casi de la familia. En el mundo anglosajón es distinto, por eso uno no termina de acostumbrarse. Allí, donde no hay complejo por tener ni éxito ni dinero, Iggy Pop puede hacer anuncios de refrescos, Keith Richards publicitar Louis Vuitton y no pasa nada. Pero Loquillo no contento con colaborar en unas charlas patrocinadas por un banco o participar en un anuncio de cerveza, ahora ha recibido un aluvión de críticas por lo del anuncio de Endesa. Da la impresión de que en este país a la gente le molesta que los artistas ganen dinero. La piratería y esto parecen demostrarlo.


“Bueno, la inquina de muchos” -explica- “me sirve a mi como gasolina emocional. Sé muy bien que me están esperando, lo sé. Mis enemigos son poderosos. La envidia, la soberbia, el rencor, tienen un objetivo común: minar mi fortaleza, verme claudicar para poder decir, ahí lo tenéis, no lo merecía”.

P.- Y la industria musical ha cambiado, ya no se vive de la venta de discos y los artistas también comen…

R.- Claro, la publicidad y los patrocinadores son indispensables, ahora mismo nadie gana dinero vendiendo discos, los derechos de autor son escasos debido a la piratería y la única manera de mantener el oficio es el directo, así que como no somos de pedir subvenciones a papá Estado, nos buscamos la vida con empresas que apuesten por la cultura, como pasa en todo el orbe mundial. Los festivales de rock están patrocinados por marcas y empresas; las bandas igual, las revistas especializadas lo mismo, el cine ni te cuento.

No seamos hipócritas, por favor, desde Rosendo a Extremoduro, de Sidecars a Love of Lesbian han contribuido con sus canciones en anuncios de televisión. ¿Algún problema? Ahora mismo todo el sector busca colocar una canción en algún spot para promocionarse porque en España han desaparecido los programas musicales y las radios comerciales se dedican a otros menesteres. A lo que sí hay que negarse es a que a tu canción se le cambie la letra, pero eso depende del compositor, muchos ceden.

Para mí la publicidad o la esponsorización son una fuente de financiación que sirve para costear proyectos alternativos o mejorar nuestro directo en gira.

La hipocresía llega a un punto en que nadie critica la liga de fútbol o el baloncesto, patrocinados por una banco; ni a un periódico por llevar paginas de publicidad de una empresa del Ibex 35.

P.- Pero centrémonos en el anuncio de Gas Natural. Dejando a un lado el desgraciadísimo asunto de la muerte de la señora a la que le habían cortado el suministro, las críticas hacia usted han sido desmesuradas, ¿no?


R.- Será divertido ver dentro de unos meses si los que criticaron el anuncio de Gas Natural para que el que fueron contratados el compositor Sabino Méndez, los músicos de la banda Laurent y Alfonso, los técnicos del estudio, el productor Josu García o la productora del corto publicitario y yo mismo lo harán cuando Gas Natural lance una campaña de la que se vean beneficiados su respectivos periódicos y medios de comunicación.

Los desgraciados hechos que ocurrieron durante la campaña de Gas Natural y derivaron en la cancelación del anuncio nada tienen que ver ni con nosotros ni con los trabajadores de Gas Natural. La Administración, las empresas y los partidos deben buscar la solución a la pobreza energética de cientos de familias en España. Es de ley.

P.- Pero repito, es que parece que en España, el país con uno de los mayores índices de piratería del mundo, la gente considera que los artistas no trabajan, no deben ganar dinero…

R.- Sí, no olvidemos que el derecho al trabajo es algo que nadie puede poner en duda, ninguno de nosotros vivimos del aire, vivimos de nuestro trabajo.

Si tanto se les llena la boca de lucha social podían mojarse y defender los derechos de los trabajadores de la cultura que vivimos en un limbo jurídico impensable en Europa, defender la propiedad intelectual, la lucha antipiratería, la ley de mecenazgo y la bajada del IVA cultural.

Pero los comentarios de Loquillo no son de salón. El lunes pasado aprovechó la presencia del ministro de Cultura en el acto de entrega de las Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, por parte de los Reyes de España, para denunciar públicamente lo que lleva defendiendo años. Él, en alguna ocasión, ha dicho que siempre le toca ser el que da la cara, el que hace las cosas. Y en esta ocasión ha vuelto a ocurrir. Ha aprovechado el acto para por fin pedir que esta legislatura sea, por fin, la del Estatuto del Creador, para que “nos saque del limbo en que nos encontramos la mayoría de los artistas de este país”. Ha reivindicado “la defensa de nuestro patrimonio, de nuestros derechos de autor, tan necesarios en los tiempos que corren”. Ha pedido que por fin se apruebe la Ley de Mecenazgo para que las empresas apuesten por la cultura y los artistas “dejemos de creer que papá Estado nos tiene que defender continuamente”. Y ha exigido al ministro que hable urgentemente con Trabajo, Industria y Hacienda para que baje el IVA cultural. Una especie de “por mí y por todos mis compañeros“, que el resto de los galardonados recibieron con absoluto regocijo pero, sí, volvió a ser él el que tuvo que decirlo.

P.- En cualquier caso, usted no se puede quejar demasiado, estos últimos años han sido probablemente los mejores de su carrera. Pero también han sido muy complicados personalmente. La pérdida de su madre y la larga enfermedad de su mujer. Ya sé que no es de esos artistas que piensan que hay que crear cuando uno pasa un momento grave emocionalmente. Pero ¿cómo se vive eso?

R.- Llevo 10 años de mi vida lidiando con la muerte. Soy hijo único y mis padres y mi tía vivían juntos en un piso de 50 metros cuadrados con mi abuela, ¿lo pillas…? Así que a medida que pasaban los años tenía que hacerme responsable de ellos. Luego el cáncer se instaló en mi compañera, tuve una larga temporada metido en hospitales. Iba de una UVI donde estaba mi madre en Barcelona, al tratamiento de quimio y radio de Susana y la lucha continúa, con pequeñas treguas. El cáncer destroza a quien lo sufre, sobre todo la medicación. Pero también rompe el entorno

Te enfrentas al maligno que te debilita y devora a su antojo. No soporto esas campañas buenistas, que no reflejan la realidad. Es una plaga. Estoy muy cabreado porque afecta a muchas mujeres que me rodean, chicas de mi generación en el mejor de momento de su vida. Es, literalmente, una lucha entre el bien y el mal.

Se hace un silencio. Llama la atención que Loquillo, que cuando se pone en el papel de entrevistado y él es muy de ponerse en papeles y de hacerlo hasta las últimas consecuencias- suelte algo coloquial. Pero ya se sabe, lo de los sentimientos no es una cosa fácil de desvelar para la mayoría de los hijos únicos y si se me apura, por ahondar en el tópico, de los hombres. Así que ese ¿lo pillas? es un escudo. Un morderse el carrillo para que no tiemble la voz. El silencio continua. ¿qué va uno a decir? Pero lo rompe. A veces, hay que callar para que el otro cuente.

“Recuerdo” -explica- “que una vez pasé de estar con mi madre recién operada a primera hora de la mañana en BCN a tocar en el Guggenheim en Bilbao a medianoche”.

P.- ¿Cómo consigue uno no derrumbarse, mantener el tipo en una gira, cuando dos de los pilares de tu vida se tambalean?

R.- ¿Qué si no me he derrumbado? naturalmente, ¿qué si tengo un desajuste emocional de primer orden? también, ¿qué si he estado a punto de tirar la toalla? por supuesto. Pero tenía a personas cercanas que me rescataban: la banda todos los miembros de la banda, mi oficina de management, el equipo técnico que me ha acompañado en la gira, los mejores amigos del mundo e incluso fans y periodistas que han sido muy generosos conmigo pero sobre todo tengo a mi hijo Cayo, un faro en medio de la tormenta.

De todo esto he sacado una enseñanza fundamental, ya lo dice Gabriel Sopeña en su poema Acto de fe: el amor es la fuerza mas grande de la naturaleza.

¿Qué cómo he podido soportar la presión de una gira y otra y el éxito y la locura, los excesos, los hoteles y los viajes en medio de una terrible situación personal? Se paga un precio muy alto que ahora no alcanzo a ver.

P.- En una entrevista se quejaba de que nadie le preguntaba si era feliz. Yo tampoco se lo voy a preguntar, pero ¿pesa eso de ser EL fuerte por excelencia?

R.- Me rijo por los códigos de caballería, soy un hombre con H mayúscula: protector, intenso y apasionado, a veces demasiado, porque amo demasiado, odio demasiado y vivo demasiado, así de claro. Como aquellos versos de Carolina Coronado “Alma noble dije al verte, corazón osado y fuerte. Has de ser muy estimado de la que llegue a quererte” que me dedicaron una vez, con firma de mujer.

P.- ¿Cumplir años sirve para algo? ¿Esto si le pilla con 20 años menos hubiera sido más difícil o lo mismo más fácil?

R.- Pues no lo sé. La crisis de la edad madura también está ahí. Las dudas y las inquietudes de un hombre de 55 años no son ninguna tontería. A esta edad no se mueren los padres, se mueren los amigos, las parejas se rompen, los hijos se van, las enfermedades nos afectan a todos y los ideales y valores de otro tiempo suelen defraudarte. Es la sensación de estar mas cerca del final que del principio. Esta crisis de la edad madura es como tener resaca sin haber bebido. Es otro momento de la vida que hay que sentir con todas sus contradicciones.

Nunca he querido dar la imagen de rockero desvalido que tanto gusta a críticos y féminas, lo siento. Peter Pan nunca fue mi ideal masculino, en mi cartilla militar pone Valor Probado en lugar de el típico “se le supone”. Como decía Cyrano de Bergerac, mi súper héroe romántico: “Quizás no volar muy alto, pero libre”.

P.- Dicen que la muerte de los padres hace que los artistas sean ya completamente libres. El hecho de que ya no esté su madre, ¿le ha hecho atreverse a hacer cosas artísticamente que hacía cuando vivía? Me refiero a literaria y musicalmente.

R.- No, ahora mismo estoy en tránsito, en la puerta de embarque de un vuelo plagado de recuerdos con destino al presente. En esa zona cero que son las terminales. Mi lugar favorito para tomar decisiones importantes.

P.- ¿Cómo le gustaría estar dentro de 10 años? ¿Haciendo qué disco, con quién?

R.- Espero no estar en esa situación propia de los Outlaws: el pecado, el perdón y la redención, ufff menuda mierda. Unas copas unos amigos y un poquito de rock and roll, como decía Pepe Risi. Eso sí, tras haber facturado otro disco que marque la década.

R.- Siempre se ha rodeado de los mejores, como buen líder, ¿qué hace falta para ser uno de los suyos?

R.- Tener el código de los Caballeros, ser un elegido, no todo el mundo sirve para esto. Como dice Laurent Castegnet, batería de la banda, que este verano le dijo a un músico ocasional: ‘para ti es tu negocio, para mi es mi vida’. Odio a los músicos sin compromiso, sin alma.

Lo peor de todo es tener a un cobarde entre nosotros, recuerdo un día que en una reyerta nocturna, Igor salto a defender a Guillermo Martin, José Lapuente, manager de la banda, se plantó ante tres tipos que iban a por Igor y yo entré en la oficina del cutre bar y llame a la policía mientras salía esgrimiendo un cuchillo de cortar jamón. El músico del que te hablo desapareció, como el pusilánime que era, fue despedido.

P.- Y ¿qué le lleva a prescindir de alguien que colabora con usted?

R.- Esta es la 101 aerotransportada. Nos lanzamos sobre el objetivo y hacemos nuestro trabajo. La familia es muy importante, aquí hay respeto, tenemos orígenes diferentes, pensamos diferente, sentimos diferente.

Yo soy mediterráneo y tengo la obligación de tomar el mando en las situaciones difíciles, gestionar el talento de mis colaboradores para que todo el mundo esté a gusto y nadie se sienta infravalorado, ese es el secreto de la banda, si no hay respeto entre compañeros a la puta calle, si te crees que eres mejor que ellos a la puta calle, y si te crees mejor que yo será que no estamos a tu altura. !Gilipollas!

De vez en cuando es cierto que hay que colgar a alguien del techo para que todo el mundo lo vea… Ese fue un consejo que me dio Gay Mercader. El siempre dice de mí que soy su mejor alumno.

P.- Muy a lo Corleone

R.- La Doctrina del Padrino es una de mis lecturas favoritas, puedes llevar los negocios como Santino, El Consiglieri o como Michael, tú decides las formas aunque yo soy partidario de no tomar las cosas como una ofensa, así te evitas el perdón.

P.- En este país de repente los rockeros parece que tienen que tener conexión con la poesía. Usted fue el primero en hacerlo de verdad, no como una pose. ¿Le ha pasado factura? ¿Ha conseguido que ya la gente lo vea como algo natural?

R.- Estoy acostumbrado a derribar muros, fui el primero en acercarme a la poesía con un nuevo lenguaje contemporáneo de la mano de mi admirado Gabriel Sopeña, una tradición que había quedado atrás con los cantautores, me alegro que ahora sea algo de lo que nadie se espante, entonces fue una provocación en toda regla

Ahora estamos trabajando en el poemario Europa de Julio Martínez Mesanza, me gustaría que estuviera listo para el 2018 año de mi 40 aniversario en la música.

P.- Tras las conquistas indiscutibles y apabullantes suele venir la guerra de guerrillas. ¿Cuál es el siguiente paso de Loquillo?

R.- Me refugiaré en las tierras de Castilla, en León, la Normandía o en las Highlands para terminar las letras y dar forma al nuevo proyecto , viajaré junto a mi espada de Cruz del siglo XIV mis poemas de Cirlot y recitaré San Luis de Mesanza a quien me escuche.

Esta será la última entrevista que voy a dar en tiempo. Se acabó. Me queda un largo camino para volver a casa.

[Fuente: elindependiente.com -Enlace original-]

Después de 6 años, 'El mundo da vueltas' es el nuevo disco de Siniestro Total

Con motivo de su 35 aniversario, Trilobite Records publica el único 10 pulgadas en la historia de Siniestro Total en una edición limitada de 600 copias de 'El mundo da vueltas'. Se trata del último trabajo en estudio de esta banda, desde 'Country & Western' (Trilobite Records, 2010) también en vinilo. Esta edición, en principio no se edita en CD, por lo que es recomendable hacerse con el plástico, por el momento, no te vayas a quedar sin tu copia. El disco consta de ocho temas que han ido apareciendo y ofreciendo en su página web durante estos últimos seis años.

Para celebrar tan importante efeméride, Siniestro Total cuenta con dos conciertos en La Iguana Club (Vigo), los próximos 27 y 28 de Diciembre.

Además de conmemorar el primer concierto del grupo, allá por 1981, retoman la gira 'El mundo da vueltas' (2.0), que los mantuvo "ocupados" por toda España.

En este momento el producto está en pre-venta, a través de la web oficial de Trilobite Records, estimando que la fecha oficial del lanzamiento será el próximo 16 de Diciembre.

Tracklist:

01. Chico de ayer
02. Todopoderoso
03. Pequeña serenata nocturna
04. Luís Tosar
05. El mundo da vueltas
06. Paseando sobre el agua
07. Black Jack
08. ¿Casualidad?, No lo creo

[Fuente: trilobite-records.com]

8 dic. 2016

Se reedita 'El huracán mexicano' de Alaska

Mañana, Viernes 9 de Diciembre, se reedita 'El huracán mexicano', un disco doble publicado en 1998 y que contenía rarezas de la ya por aquel entonces amplia carrera de Alaska. Tras muchos años descatalogado, el disco de pone de nuevo en circulación para alegría de los numerosos fans de la cantante mexicana.

Olvido Gara, Alaska, es leyenda viva de la música en España y este álbum muestra el lado oculto de una trayectoria ejemplar. Contiene 34 canciones grabadas entre 1982 y 1998 con Dinarama, Los Pegamoides y Fangoria, tres grupos con los que ha escrito algunas de las páginas más brillantes del pop en castellano. El repertorio consta de caras B, maxis, remezclas y bizarrismos, y destaca una versión en inglés del hit 'Bailando', una canción grabada con Los Nikis o versiones de Gary Glitter o Raffaella Carra. Incluye también versiones o remixes de clásicos como 'Como pudiste hacerme esto a mi', 'Ni tu ni nadie', 'Rey del glam' o 'Bote de colón'.

'El huracán mexicano' contiene un extenso libreto con abundante información, textos de la propia artista, fotos y portadas que reflejan toda la iconografía de Alaska. A lo largo de una trayectoria que abarca más de 4 décadas, Alaska ha sido una artista imprescindible en el devenir de la música española. Su trabajo con músicos de enorme talento (Carlos Berlanga, Nacho Canut, Eduardo Benavente, Ana Curra...) le ha llevado a componer canciones inmortales que forman parte de la banda sonora del siglo XX. El indudable carisma de Alaska la ha convertido en una de las personalidades más influyentes de la sociedad española.

[Fuente: warnermusic.com]

6 dic. 2016

El sello Blau edita su referencia nº 700 con un recopilatorio del pop-rock mallorquín

El sello de Miguel Angel Sancho, Blau, para conmemorar su referencia discográfica número 700 y sus 35 años editando discos ('Joana Luna' de Joan Bibiloni, fue la primera referncia), ha preparado una edición muy especial. Un recopilatorio de 19 canciones/grupos de su catálogo que representan gran parte de lo que fue el Pop-Rock en Mallorca en aquellos ya lejanos años 80 y principios de los 90. De la nueva ola ochentera a los inicios del indie de los 90.

Este recopilatorio aparte de ser una muestra necesaria de la música que se hizo en nuestra isla desde 1983 a 1992, tiene la particularidad de que todas estas canciones sólo habían salido editadas hasta el momento en vinilo y se han digitalizado por primera vez para la ocasión. La digitalización se ha hecho directamente desde el vinilo (no de los masters) en un cuidado proceso realizado por Toni Noguera.

Según la nota de prensa: 

“Desde finales de los 50, en Mallorca, el boom turístico propició una numerosa formación de bandas para cubrir la demanda de música en directo que llegaba desde los hoteles y salas de Fiestas. Así Los Javaloyas, Els Valldemossa, 5 de Este, Los Beta o Z-66, cimentaron la nueva hornada nacida en los 80. Bandas que con músicas de autoría propia se incorporaron al gran movimiento pop-rock de todo el estado español. Un gran motor impulsor fue la creación por parte del Ajuntament de Palma de los Concursos Pop-Rock que durante una serie de años propiciaron la edición de diferentes discos. Junto a estas bandas incluimos las producidas por Blau como Zincpirithione, Pep·pone, Susie Q o Los Miembros entre otras. En toda esta época cabe destacar el gran nivel de los productores y técnicos que elaboraron estas producciones. Lo mismo pasó con los nuevos estudios de grabación como Swing o Digitals que se fueron incorporando con excelentes instalaciones. Toda una lección de profesionalidad de lo que debe ser la industria cultural de la música.”

Tracklist:

01. Caspa. Zincpirithione
02. Chico con personalidad. Pep-pone
03. Fex caduc. Furnish Time
04. Viajar. Trazon Tzara
05. Noche estúpida. Guía del Ocio
06. Castells d'arena. Ocults
07. Alguien escucha detrás de la puerta. Arde el Mar
08. Ibiza F-T. Espacio en Blanco
09. Boogie en C. Harmonica Coixa Blues Band
10. En esta calle sin luz. Susie Q
11. El viejo blues. Juanito Percha y Los Colgaos
12. El seté art. La Fosca
13. Atrapado en la ciudad. Los Malditos
14. Satellites. Los Valendas
15. Sus pies. La Puerta del Ruido
16. Fer cantó. Tumbet
17. Tan sólo con la edad. Bourbon gratis
18. Ca de bou. Tots Sants
19. Si vuelves a escapar. Los Miembros

[Fuente: mallorcanochentas.com]